logo


Golpe de Calor

Como todos los años el verano viene acompañado de vacaciones, viajes, buen tiempo y altas temperaturas. Por estas fechas llevamos a cabo una serie de campañas para advertir de los riesgos que pueden sufrir nuestras mascotas con las altas temperaturas, lo que conocemos como golpe de calor. Esto no es algo exclusivo de nuestros amigos peludos, ya que en los telediarios también alertan de estos problemas en las personas.

¿Qué es?

El golpe de calor (hipertermia o congestión por calor) es un estado patológico provocado por un exagerado aumento de la temperatura corporal que llega a incapacitar los mecanismos de termorregulación y provocar daños más o menos graves, incluso la muerte del animal.

Mecanismos de termorregulación

Nuestras mascotas no son capaces de disipar el calor corporal del mismo modo que las personas. Esto se debe a que no tienen el cuerpo cubierto de glándulas sudoríparas, como nosotros, que controlan y reducen la temperatura de su cuerpo. Los perros y los gatos eliminan principalmente el calor mediante tres mecanismos:

  • El jadeo.
  • El sudor (sólo a través de las almohadillas de las patas).
  • Y por zonas del cuerpo con escasa cantidad de pelo (abdomen).

Factores predisponentes

Ambientales:

  • Temperatura elevada.
  • Alta humedad ambiental.
  • Espacios reducidos, con cristales y/o mal ventilados (coche).
  • Acceso limitado al agua, o agua poco fresca y no renovada.
  • Ausencia total o parcial de sombra.
  • Superficies que no absorben el calor (cemento, baldosas, etc.).

Animales:

  • Cachorros o animales geriátricos.
  • Pacientes con problemas cardiacos o respiratorios, estrés, etc.
  • Razas braquicéfalas.
  • Animales obesos.
  • Individuos con color de capa oscura.

¡Cuidado con los coches al sol!

En los días más calurosos, especialmente cuando el coche está aparcado al sol, al entrar en él todos hemos experimentado alguna vez una sensación de sofoco. Siendo conscientes de esta sensación, nos podemos hacer una idea de lo que puede sentir un animal, que además de no poder bajar las ventanillas ni poner el aire acondicionado tiene su cuerpo repleto de pelo.

¿Qué debemos hacer?

Ante una situación de golpe de calor el paciente requieren atención veterinaria. Hasta su llegada al centro veterinario puede realizar los primeros auxilios que le explicamos a continuación. Es muy importante que la disminución de la temperatura corporal del sea progresiva, y no inmediata, para evitar daños secundarios.

  • Trasladar al animal a un sitio fresco.
  • Ofrecer agua para que beba (no muy fría), pero sin que lo haga en exceso. Si no pudiera beber, rociar agua en la boca y humedecer su lengua.
  • Humedecerlo con agua a 20 ºC, hasta comprobar que se normaliza la respiración. Un pulverizador puede ser de utilidad.
  • Apoyar al animal sobre paños o toallas mojadas, preferiblemente no cubrirlo por completo porque esto reduce la temperatura de manera muy brusca.
  • Controlar con un termómetro que la temperatura disminuye progresivamente.

Recuerde que un animal que ha sufrido un golpe de calor debe estar bajo control profesional, incluso algunos días después de haberlo superado, porque pueden aparecer secuelas.

Deja una respuesta

*

captcha *