logo


Las molestas pulgas

Las pulgas pertenecen al grupo de los artrópodos más numeroso del reino animal. Se denominan parásitos porque viven a costa de otros animales y a sus víctimas se les denomina hospedadores. Entre los hospedadores típicos de las pulgas se encuentran los perros y los gatos, incluso debemos mencionar a los humanos.

Es habitual que durante las vacaciones debido a los viajes, cambios de ambiente, encuentros con otros animales, etc. nuestras mascotas hayan podido estar expuestas a estos parásitos. Una vez finalizado este periodo estival te recomendamos que nos visites para realizar una revisión de tu mascota que evitará desagradables sorpresas en tu hogar.

Características

La pulga es un insecto que necesita ingerir la sangre de sus hospedadores para poder completar su ciclo vital. Realiza una metamorfosis completa y pasa por un completo ciclo consistente en huevo, larva, pupa y adulto. El periodo en que se completa la fase de huevo a adulto varía de dos semanas a ocho meses dependiendo de la temperatura, humedad, alimento y especie. Además, esta especie se adapta perfectamente a diversas características ambientales y temperaturas, por eso podemos encontrar pulgas en las mascotas durante todo el año.

Curiosidades

Una pulga adulta puede llegar a poner una media de 30 huevos diarios. Si las condiciones son favorables la puesta puede prolongarse incluso durante 100 días seguidos. Estos huevos se depositan sobre la piel del hospedador, pero también pueden caer en el suelo (alfombras, ropas, etc.) donde encuentran un ambiente ideal para comenzar a desarrollarse. En cualquier caso, estos parásitos requieren ingerir sangre de un hospedador para alimentarse, por lo que, si no encuentran un perro o un gato, pueden picar al ser humano (es importante no confundir su picadura con la del mosquito).

Tiene una capacidad de salto increíble que le permite pasar de un hospedador a otro sin problemas. A la pulga se le considera la especie mejor saltadora del reino animal en relación a su tamaño corporal. Puede saltar hasta 200 veces su propia longitud.

Los picotazos

La picadura de la pulga produce irritación y sarpullido en la piel de los animales. Además, muchos sufren una reacción alérgica a la saliva de la pulga, lo que da lugar a erupciones y cuadros relativamente graves de dermatitis. A esta enfermedad se la conoce como dermatitis alérgica a la picadura de pulga (DAPP). Debido al rascado causado por el picor se producen lesiones costrosas y alopecias especialmente visibles en el área lumbosacra y en los miembros posteriores. Si observa estos síntomas en su mascota consúltenos para buscar una solución.
Las personas también podemos sufrir a este parásito, y su picadura; aparte de grandes picores y molestias, nos puede generar infecciones víricas o bacterianas. No hay que olvidar que las pulgas son portadoras de otros parásitos internos y también de toda una serie de bacterias, virus y protozoos.

Tratamiento

Es fundamental implantar un control de las pulgas a todos los niveles, tanto sobre el animal, como en el medio ambiente (cama, casa, alfombras, etc.). Si tu mascota tiene pulgas o sospechas que haya podido sufrir sus molestos picotazos consulta en nuestro centro sobre la gama de productos antipulgas que existen en el mercado para combatir estos parásitos. Nosotros te asesoraremos.

Deja una respuesta

*

captcha *