logo


Encefalitozoonosis en conejos

En el siguiente artículo vamos a abordar un tema que tiene como protagonistas a nuestras pequeñas mascotas, en este caso hablaremos de unos parásitos que podemos encontrar en los conejos.

El Encephalitozoon cuniculi es un parásito interno (del género Microsporidium) que afecta a aves, roedores y conejos. Es de gran importancia para nosotros, debido a que tiene un cierto potencial zoonótico, esto significa que puede transmitirse a las personas que están inmunodeprimidas, lo que comúnmente conocemos como “bajas de defensas”.

El parásito puede llegar a nuestras mascotas a través de la ingestión o inhalación de las esporas que se encuentran en el medio ambiente. Por otro lado, también se puede producir una infestación transplacentaria, es decir, que el parásito se transmita de madres a hijos, en el caso de que la hembra esté infectada.

Signos clínicos

La encefalitozoonosis se puede manifestar de diversas formas en los diferentes sistemas del organismo del conejo, incluso, en algunos casos puede haber animales parasitados que no manifiesten ningún síntoma. A continuación se exponen los más comunes.

  • Casos subclínicos: los animales padecen una infección latente en la que no presentan síntomas, esta situación puede durar meses o años antes de manifestar alguna forma clínica.
  • Síntomas oculares: suele producirse en conejos que sufrieron una infección intrauterina (de madres a hijos). A lo largo de su vida pueden desarrollar un brote que ocasione cataratas o uveítis.
  • Síntomas renales: se observa principalmente en conejos que beben agua en exceso y también orinarán mucho, llegando incluso a tener problemas de incontinencia urinaria. Además, cuando les realizamos una analítica sanguínea los parámetros renales aparecen descompensados, en este caso se observa un aumento de la urea y la creatinina.
  • Síntomas nerviosos: son los más llamativos, se puede observar tortícolis, pérdida de equilibrio y hasta convulsiones, derivados de una encefalitis o mielitis.

 

Diagnóstico

A nivel analítico se puede realizar una serología, para detectar los anticuerpos mediante una extracción de sangre. Aproximadamente un 50-60% de los casos es confirmado con dicho análisis, ya que no todos los pacientes desarrollan esos anticuerpos en cantidad suficiente. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el método de extracción y conservación de la muestra es complicado, por lo que puede haber falsos negativos.
En la encefalitozoonosis, la detección de los síntomas clínicos y la respuesta al tratamiento son los métodos que mejor confirman la enfermedad.

Tratamiento

La medicación va orientada a eliminar el parásito y también a aliviar los síntomas que se producen en cada caso.
Por lo general, esta enfermedad requiere un tratamiento de larga duración. A pesar de todo, en los casos más graves, pueden quedar ciertas secuelas oculares o neurológicas.

Precauciones

En casa es importante mantener una buena higiene de la jaula y del ambiente, ya que las esporas se eliminan de forma intermitente a través de la orina.
Es importante que las personas en riesgo eviten el contacto con los residuos de un conejo sintomático.

Para más información, consulta en nuestro hospital.

  1. Marija Responder
    Meus parabe9ns, pelo bebea e pelo blog.O blog te1 lindo, amei demais! E a notedcia do bebea, ente3o? Sem dfavidas e9 uma fase muito gssotoa de se curtir. Estou daqui orando e torcendo pela chegada do bebea Talberg.Saudades de vcs. Abs.Elis

Deja una respuesta

*

captcha *