logo


Aproximación a la acupuntura

Origen

Aunque puede parecer que la medicina tradicional china es una moda en occidente, en China se lleva utilizando más de mil años para tratar la salud humana y animal.

Existen pruebas que demuestran que la acupuntura nació hace 8000 años, siendo las primeras agujas de hueso. Ya en la dinastía Xia-Shang (2100 a 1046 a.C.) aparecen las primeras agujas de cobre. La población se interesó por la domesticación animal, su desarrollo y salud; cobrando especial importancia la figura del caballo como animal para la guerra. Comenzó así el desarrollo del conocimiento veterinario en China. Fue en la dinastía Zhou del Oeste en el periodo de Primavera a Otoño (siglo XI al 476 a.C.) cuando surge la figura de veterinario.

En el periodo de los Estados Guerreros (475 al 221 a.C.) aparecen veterinarios especializados en enfermedades equinas. De esta época datan libros que recogen una gran variedad de enfermedades de animales domésticos. En la dinastía Han (206 a.C. al 220 d.C.) aparecen las leyes del manejo animal conocidas como Jiu Lu, y se escriben las primeras prescripciones veterinarias en hojas de bambú.

Fue en septiembre de 1956 cuando se celebró en Pekín el primer Congreso Nacional de Medicina Veterinaria Popular, donde se propuso combinar la medicina tradicional china y la medicina occidental. La acupuntura fue introducida en Francia entre 1582-1600 y en Gran Bretaña en 1676.

Desde los orígenes de la medicina tradicional china y tras cada generación se han ampliado los conocimientos y mejorando las técnicas adaptándose al mundo en el que vivimos y a la práctica médica actual. Así pues, el objetivo debiera ser la fusión de Oriente y Occidente para crear una medicina integrativa mucho más versátil y fuerte, ofreciendo al paciente lo mejor de cada una en beneficio de su salud.

En qué consiste

En la medicina occidental y oriental el abordaje de un caso clínico es el mismo, basándose en una historia clínica y un examen físico del paciente. Tras el cual un médico o veterinario occidental recurrirá a pruebas diagnósticas como análisis sanguíneos, radiografías, citologías, etc., mientras que en el método diagnóstico de la medicina oriental se basan en la palpación de ciertos puntos, pulsos o aspecto de la lengua.

Según la medicina tradicional china se considera el cuerpo como una unidad energética que debe permanecer en equilibrio consigo mismo, con el resto de seres y con el medio que le rodea. Para entendernos, si el equilibrio se mantiene existe un estado de salud y si se rompe aparecerá la enfermedad. El objetivo de la medicina tradicional china no es otro que preservar ese equilibrio y restablecerlo en caso de pérdida.

Efectos de la acupuntura

El cuerpo está repleto de puntos concretos que se relacionan con órganos y sistemas de nuestro organismo. A estos puntos se les llama acupuntos y están unidos entre sí por unos “canales” llamados meridianos por donde circula la energía. De esta manera según la patología y el órgano afectado se trabaja sobre unos acupuntos determinados.

Cuando la aguja es insertada en el punto concreto del cuerpo que deseamos estimular (acupunto) se generan de forma inmediata una serie de respuestas. Entre ellas la liberación de β-endorfinas que producen analgesia local e inmediata ayudando a controlar el dolor. También se libera la norepinefrina, una hormona que el organismo produce y excreta de forma natural en estado de shock y que además actúa estimulando el sistema inmunitario (defensas).

Técnicas

Existen diversas técnicas, aunque la más conocida es la acupuntura con aguja seca, que consiste en insertar la aguja en la piel y realizar pequeños movimientos de estimulación periódicamente mientras ésta permanece insertada.

La acuaacupuntura es empleada cuando deseamos que el efecto de estimulación del acupunto se prolongue más allá de la sesión. Consiste en inyectar solución salina u otras sustancias (vitamina B) en el punto. En la hemoacupuntura se inyecta la propia sangre del paciente extraída anteriormente.

En grandes animales, como el caballo o el ganado vacuno, es muy empleada la pneumoacupuntura. En esta técnica se inyecta aire medicinal en el punto de acupuntura con la finalidad de recuperar masa muscular perdida.

Otra técnica muy utilizada es la moxibustión que proporciona calor al animal.

El avance de la tecnología ha propiciado la evolución de la medicina tradicional china dando como resultado la electroacupuntura y la laserpuntura. La electroacupuntura se basa en unas agujas de cobre unidas a unos electrodos controlados por una máquina que envía estímulos más potentes y eficaces. Esta técnica es muy valorada para el tratamiento del aparato locomotor (especialmente en las parálisis). La laserpuntura está reservada para animales exóticos como aves y reptiles (aunque en estos últimos también se emplea la aguja seca).

Aplicaciones

La acupuntura es una técnica que se puede aplicar para múltiples patologías. Se utiliza en problemas locomotores, digestivos, respiratorios, urinarios, etc., en ocasiones como terapia única o junto a un tratamiento médico. Además de tratar con acupuntura se suelen asociar fórmulas herbales para mejorar los resultados del tratamiento.

A veces puede ser resolutiva, pero otras veces simplemente ayuda a mejorar la calidad de vida del animal. Recordarles que los resultados no sólo dependen de la patología sino también del paciente y del compromiso del propietario. Para más información consulte en nuestro centro.

Deja una respuesta

*

captcha *