logo


Síndrome respiratorio del braquicéfalo

Los animales de razas braquicéfalas tienes unas características físicas que todos reconocemos a simple vista, la más peculiar de todas es el morro “achatado”, y es que braquicéfalo significa “cabeza corta y ancha”

Para que nos hagamos una idea, las razas que podemos clasificar como braquicéfalas son el Bulldog Inglés y Francés, el Boston Terrier, el Pekinés, Carlino, Bóxer, Cavalier King Charles, Shih-tzu, etc. Pero también existen gatos braquicéfalos, como los de raza Persa.

Esta característica típica representa un conjunto de deformidades anatómicas que producen distintos grados de obstrucción de las vías respiratorias altas.

Estos animales tienen los orificios nasales más pequeños y estrechos, y su tráquea es anormalmente estrecha en toda su longitud. También tienen deformidades en la laringe y diferencias morfológicas en su paladar.

El estrechamiento generalizado de las vías respiratorias produce un aumento de la resistencia a la entrada de aire que causa edema e inflamación de los tejidos blandos, lo que dificulta la llegada de aire a los pulmones y en consecuencia la oxigenación.

Síntomas

Los propietarios de razas braquicéfalas están de sobras familiarizados con sus característicos ronquidos, aunque otros síntomas pueden ser los síncopes o desmayos, la coloración azul de las mucosas (cianosis) cuando el animales realiza ejercicio, intolerancia al ejercicio, y en los casos más graves puede haber complicaciones como la neumonía por aspiración, edema pulmonar y bronquitis crónica.

Diagnóstico

En las radiografías podemos observar una dilatación del corazón que se produce por el esfuerzo que realiza éste para obtener y bombear más oxígeno, o el aumento de tamaño del hígado. Con esta técnica también se puede observar el diámetro o tamaño de la tráquea, que en estos casos está disminuido.

Otras técnicas diagnósticas utilizadas son la laringoscopia y la broncoscopia, que muestran una deformación anatómica evidente.

Tratamiento

Para tratar estos molestos síntomas, existen diversos procedimientos que van desde la corrección quirúrgica de las anomalías con cirugía convencional o con laser, es decir, pasando por el quirófano, hasta los medicamentos que se aplican durante una crisis respiratoria.

El tratamiento que se utiliza durante una crisis puede incluir el uso de oxígeno, glucocorticoides con protectores gástricos, diuréticos y potasio, broncodilatadores o atropina. El objetivo es relajar la musculatura lisa bronquial y reducir la producción de moco para que se facilite el paso de aire por las vías respiratorias.

Es recomendable disminuir la temperatura corporal con sueros intravenosos fríos y friegas con alcohol porque la hipertermia puede producir coagulación intravascular diseminada (múltiples trombos) y agravar el cuadro.

En algunos casos también es recomendable el uso de antibióticos y como última opción se puede realizar una traqueotomía de urgencia.

Si tienes un perro o gato de raza braquicéfala y observas alguno de estos síntomas, no dudes en consultarnos, cuanto antes actuemos mejor.

Deja una respuesta

*

captcha *