logo


Trastornos por separación

Los trastornos caracterizados por vocalizaciones excesivas, conductas destructivas y/o eliminación de orina inapropiadas cuando el perro se queda solo siguen siendo uno de los principales motivos de consulta al veterinario. Son los llamados trastornos relacionados por la separación, que llevan a un estado de ansiedad ligado a la ausencia del propietario. Está asociado a un grado de apego exagerado (hiperapego), que produce en el animal frustración, miedo o aburrimiento durante la separación.


Trastornos por separación
Los principales signos que nos pueden hacer pensar en este tipo de trastornos son varios:

  • Eliminación de orina inapropiada
  • Destructividad
  • Vocalizaciones excesivas (ladridos, llantos, gemidos, aullidos)
  • Salivación excesiva
  • Lamidos excesivos en las patas
  • Conductas de automutilación
  • Alteraciones gastrointestinales
  • Paseos persistentes por la casa
  • Inactividad
  • Falta completa de apetito si el dueño no está, etc.

 

Ante este tipo de comportamientos, el castigo está contraindicado, así que aconsejamos seguir las siguientes pautas:

  1. No despedirse del perro cuando se sale de la casa.
  2. Dejar al perro un juguete interactivo tipo “Kong”, para mantenerlo ocupado y evitar el aburrimiento.
  3. Ignorar al perro al regresar a casa, aunque ellos saluden, salten y ladren. No hacerles caso hasta que se tranquilicen.
  4. No recoger ni regañar al perro al volver si ha hecho algo inapropiado. Regañarle le haría pensar: “Me riñen, pero con ello consigo que me hagan todo el caso que no me han hecho mientras no estaban”.
  5. Proporcionar ejercicio físico suficiente antes de dejarle solo, adecuado a su edad y raza.
  6. Formular saludos, ponerse zapatos o abrigos o coger bolsos y llaves sin salir de casa, varias veces al día. De esta manera conseguimos que el perro no asocie automáticamente estas acciones con el hecho de quedarse solo.
  7. Empezar a dejarle solo con salidas cortas, aumentando poco a poco su duración (1 minuto, luego 3, después 5 minutos, etc.).
  8. Todos los miembros de la casa deben seguir estas indicaciones como normas que no se pueden romper, pues si alguno no las cumple, no sólo está haciendo inútil los esfuerzos de los otros, sino que estará reforzando la ansiedad del animal.

 

Con el paso de los días el problema irá disminuyendo y mejorando notablemente. Si el problema persistiera, no dude en consultar con su veterinario.

 

 

Deja una respuesta

*

captcha *