logo


Nuestros amigos los gatos

Este mes vamos a hablar de nuestros amigos los gatos. Es importante prestar atención ya que ver los síntomas que manifiestan es mucho más difícil que en perros, y debemos preocuparnos si dejan de tener los hábitos normales (salir a recibirnos a la puerta de la calle) o si vemos que se esconden, ya que pueden presentar alguna enfermedad.

Las causas por las que más acuden al veterinario son:

Gatos paracaidistas: puede más su instinto de caza que su equilibrio, y por eso ahora cazan moscas, pájaros, mariposas, etc. y es muy frecuente que se caigan desde ventanas o terrazas pudiendo hacerse mucho daño.

Bolas de pelo: con el calor pierden más pelo y como son animales muy limpios que se lamen continuamente, tragan mucho pelo y esto les producen vómitos y estreñimiento. Por eso debemos cepillarles a diario y darles malta para gatos.

Síndrome urológico felino: son un conjunto de síntomas que hacen que el gato tenga problemas para orinar. Se cree que hay factores predisponentes como un aumento de estrés en casa, predisposición genética y dietas inadecuadas. Los síntomas son que les cuesta hacer pis, van a la caja de la arena y no pueden hacer pis y maúllan quejándose, a veces hacen pis en zonas que no deben hacerlo, están muy decaídos y a veces muy enfadados por el dolor que produce el tener la vejiga muy llena y no poder hacer pis, pueden vomitar y estar mareados. Es una urgencia y hay que ir al veterinario porque pueden morirse.

img_art_largo_julio13

Insuficiencia renal e hipertensión: a partir de los siete años es muy importante cambiarles a un pienso para gatos de más de siete años donde se reducen los niveles de proteína y de sodio ya que los gatos padecen insuficiencia renal con mucha frecuencia. También se debe hacer un chequeo de la función renal (creatinina en sangre, tira de orina para ver si hay proteínas en la orina, fosforo y urea). Los síntomas de la insuficiencia renal son vómitos constantes, adelgazamiento, deshidratación, olor a pescado del aliento, pupila dilatada y un color rojizo en el fondo del ojo por hemorragia retiniana y a veces acúmulo de sangre en la cámara anterior del ojo. Es otra urgencia.

Hipertiroidismo: Se da en gatitos muy mayores que adelgazan, son muy activos, que ante cualquier situación estresante jadean mucho (tienen taquicardia y soplos), vomitan frecuentemente. También es otra urgencia porque suele haber problemas cardiacos y renales asociados.

Diabetes: se da en gatitos con sobrepeso, es una diabetes tipo II, que se trata con insulina y que puede ser reversible. Los síntomas son que adelgazan aunque comen mucho, beben mucha agua y hacen mucho pis, y andan con las patas traseras casi apoyando el corvejón cuando lo normal es que apoyen solo las almohadillas de los pies (neuropatía diabética).

Si salen a la calle y tiene contacto con otros gatos deben estar vacunados de leucemia, trivalente y rabia, ya que ha habido un caso de rabia en España y los gatos pueden padecerla y contagiárnosla a las personas. Hasta ahora las vacunas de rabia producían muchas reacciones locales. El laboratorio Merial (MSD) tiene una vacuna específica para gatos.

  1. Manipulador de Alimentos Gratis Responder
    Los gatos son muy lindos de pequeños, ya luego no me agradan mucho.

Deja una respuesta

*

captcha *