logo


¡¡Horror!! Llegan las navidades

fireworks

Estamos ya en plenas fiestas  navideñas y con ellas llega un problema de conducta muy frecuente en los perros: el miedo a los petardos.

¿Por qué los perros tienen miedo a los petardos?

Los perros, de forma natural, reaccionan con miedo ante diferentes estímulos considerados como peligrosos para ellos. Entre ellos encontramos los ruidos secos y de elevada intensidad como los truenos, tiros, fuegos artificiales, petardos, etc.

Pero además, otras circunstancias favorecen la aparición del miedo. Algunas de ellas son la falta de habituación a este tipo de ruidos, una predisposición individual especial o una exposición a los petardos demasiado frecuente o a una intensidad muy elevada.

perro

¿Cómo manifiestan los perros el miedo a los petardos?

Hay que diferenciar los perros que presentan miedo a los petardos de aquellos que padecen una fobia a los mismos. Los perros que tienen miedo a los petardos reaccionan sobresaltándose y asustándose momentáneamente cuando suena un petardo. Pasados unos instantes se recuperan del miedo y siguen su vida normal.

Sin embargo, los perros que tienen una fobia (que son bastantes, aunque el dueño no sea consciente de ello) muestran síntomas mucho más exagerados y duraderos:

  • Intentan escapar desesperados del lugar donde se encuentran al oír un petardo.
  • Se esconden en los lugares más insospechados (en un armario, en la bañera, etc.) tratando de “ocultarse” del peligro.
  • Tiemblan y jadean intensamente  y pueden llegar a orinarse o defecar.
  • No se calman fácilmente y tardan mucho en recuperarse (incluso horas o días).

¿Qué se puede hacer para mejorarlo?

El tratamiento consiste, fundamentalmente, en unas pautas de manejo para reducir la exposición a los petardos:

  • Buscar un lugar en la casa que sea tranquilo, lo más alejado posible de las ventanas, donde el perro tenga su cesta para que pueda irse allí si se asusta.
  • No impedirle que se esconda, ya que si no puede hacerlo el problema empeorará.
  • Bajar las persianas de la casa, poner música a un volumen moderado y tomar cualquier otra medida que “camufle” el sonido de los petardos.
  • No castigar ni regañar al perro si se asusta.
  • Mostrarse confiado y alegre cuando suenen los petardos, para reducir la “aprensión” del animal e intentar jugar con algo que le distraiga.
  • Pasear al perro en aquellos momentos en que haya menos probabilidad de que suenen petardos.

Si el miedo es muy intenso, será necesario, además, usar feromonas apaciguadoras y nutracéuticos, o incluso medicación ansiolítica para aliviar el sufrimiento del animal. Tu veterinario te podrá recomendar qué producto usar.

Deja una respuesta

*

captcha *