logo


La artrosis

La artrosis es un proceso de etiología multifactorial en el que intervienen diversos factores: genéticos, metabólicos, biomecánicos… La causa última de la instauración de la artrosis se debe al desequilibrio entre el desgaste permanente al que está sometido el cartílago articular, frente a la limitada capacidad regeneradora de este tejido.

Se caracteriza por el deterioro del cartílago con una inflamación de la membrana sinovial.

La inflamación de la membrana sinovial aguda o crónica hace que se sensibilicen las vías nerviosas con mediadores de la inflamación y neuropéptidos y con la aparición de dolor.

Existe predisposición a la artrosis en aquellos animales obesos, con anormalidades neuromusculares y con desequilibrios hormonales. También están especialmente expuestas las razas de crecimiento rápido, y aquellas que sufren discrepancias biomecánicas frecuentes, como por ejemplo displasia de cadera.

perro artrosis

Sintomatología

Como resultado de estas acciones, si no se interviene para revertir este proceso, observaremos durante la exploración clínica y radiológica los siguientes signos:

  • Dolor mecánico
  • Rigidez
  • Crujido articular
  • Limitación progresiva de la movilidad
  • Inflamación y derrames intermitentes
  • Bloqueos articulares en casos avanzados

 

Es aconsejable el aporte de condroitín sulfato en estas situaciones. Es importante iniciar las administraciones de manera temprana (condroprotección), ya que la aparición de síntomas de artrosis en un punto con probabilidad acabará desarrollando artrosis en otros puntos.

Es muy importante hacer un buen diagnostico, ya que existen múltiples medidas terapéuticas para disminuir el dolor y aumentar la calidad de vida. Entre ellas podemos destacar:

  • Antiinflamatorios no esteroideos
  • Analgésicos
  • Láser continuo y discontinuo de última generación que mejora la vascularización, disminuyendo la inflamación y el edema
  • Aplicación intraarticular de factores de crecimiento obtenidos de la propia sangre del paciente
  • Aplicación de células mesenquimales obtenidas a partir de la grasa del animal
  • Fisioterapia y rehabilitación
  • Dietas adecuadas ricas en condroprotectores, ácidos grasos omega-3 y bajas en calorías para controlar el sobrepeso
  • Administración de condroitin sulfato y glucosaminoglicanos (cosequin) 

 

Es importante que no dejen de hacer ejercicio para evitar la atrofia muscular que agravaría mas la artrosis.

Deja una respuesta

*

captcha *