logo


Síndrome de disfunción cognitiva en el gato

El síndrome de disfunción cognitiva afecta al gato de edad avanzada, sobre todo de 11 a 15 años. Debe diferenciarse de otros trastornos asociados a la edad que cursan con signos clínicos similares. No tiene cura pero sí puede retrasarse su avance, mejorando los signos clínicos mediante el manejo comportamental y el tratamiento farmacológico.

Signos

Por el envejecimiento se forman placas de beta amiloide (A) y también hay filamentos tau-hiperfosdforilados, lo que hace que tenga características similares al alzhéimer de las personas, con signos clínicos como desorientación o confusión. El gato se desorienta y se queda mirando fijo a una esquina o a una pared. También hay alteraciones sociales, mostrando más apego hacia el propietario o evitando la interaccion social, pudiendo mostrarse más irritable e incluso agresivo en casos en los que el gato tenga dolor (artrosis). También tiene cambios en la actividad, que puede

  • disminuir por dolor y debilitamiento del sistema musculo-esquelético
  • o aumentar, pero esto es raro exceptuando casos de hipertiroidismo en los que el gato se vuelve muy activo.

 

Tambien hay alteración del ciclo sueño-vigilia: se despierta por la noche, vocaliza y despierta al propietario, pudiendo ser por dolor (osteoartrosis), déficit sensorial o un problema de hipertensión por alteración renal o cardiaca. Puede haber una vocalización excesiva, disminución de la memoria y el aprendizaje, respuesta alterada a los estímulos, disminución de la actividad de acicalamiento o aseo y cambios en el apetito.

Diagnóstico

Antes de diagnosticar un síndrome de disfunción cognitiva es muy importante descartar causas por la que pueda haber un problema de comportamiento, como causas debidas a cambios en el entorno (llegada de un bebe, otra mascota, mudanzas, etc.), y también descartar otras patologías:

  • causas intracraneales (meningiomas en el cerebro anterior)
  • accidentes cerebrovasculares que pueden provocar déficits sensoriales o problemas de motilidad
  • causas extracraneales que causan dolor (artrosis, enfermedad periodontal,transtornos metabolicos de hígado, riñon o tiroides).

gato disfuncion

Tratamiento

En el tratamiento farmacológico se utiliza

  • la selegilina, que mejora los signos de desorientación, vocalización excesiva, menor interacción social, actividad repetitiva
  • y la propentofilina, que aumenta el flujo sanguíneo cerebral, mejorando la apatía y la letargia.
Tratamiento dietético

Uso de dietas con antioxidantes y aceite de pescado, L-carnitina, vitamina C, betacarotenos, metionina, cistina, triglicéridos de cadena media, coenzima Q10 y selenio. Deben ser dietas bajas en proteínas y sal, debido a la alta frecuencia de problemas cardiacos y renales que producen hipertensión sistémica. Si el gato tiene hipertiroidismo hay dietas especiales sin yodo.

También es muy importante que no se pongan gorditos dada la baja movilidad que tienen a estas edades y también la alta frecuencia de diabetes tipo II en gatos mayores obesos.

Modificación del entorno

El enriquecimiento ambiental es muy importante. Se tarta de mantener el contexto general del entorno mientras se introduce un nuevo estímulo de baja intensidad e interesante a la vez. No es buena idea introducir un nuevo gatito en el hogar. Sí es importante en los gatos que se desorientan facilitar la disposición de comida, bandeja de arena y zona de descanso en la misma habitación y facilitar el acceso a las bandejas de arena utilizando areneros que no tengan los bordes altos. En estos casos, siempre que se cambie el agua y la comida en una misma habitación se deben mantener en la misma ubicación los comederos y bebederos antiguos.

Por todas estas razones es muy importante llevar a los gatos a realizar chequeos geriátricos que nos faciliten el diagnóstico precoz de las patologías más frecuentes y así mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

*

captcha *