logo


Previene los tumores mamarios

tumores mamarios

Los tumores mamarios son muy frecuentes en perras, gatas y conejas, y se ha demostrado que hay una asociación entre influencia hormonal y aparición de tumores mamarios. Las hembras no esterilizadas los desarrollan con muchísima más frecuencia. De ahí la recomendación de esterilizarlas a edades tempranas (1-2 años de edad).

En perras no castradas antes de los 5 años, la mayoría son adenomas mamarios que suelen presentarse como nódulos pequeños en una o varias mamas, que con el tiempo terminan siendo malignos (carcinomas, adenocarcinomas). Por ello es muy importante explorar bien las cadenas mamarias,  y si notamos cualquier nódulo acudir rápidamente al veterinario para extirparlo cuanto antes, esterilizar a la perra si no se ha esterilizado y nunca esperar a que crezca. ya que seguro que va a crecer y va a malignizar.

La influencia de tumores mamarios malignos (adenocarcinomas) en perras de menos de 5 años es menor, aunque no quiere decir que no puedan presentarlos. Por ello es importante considerar cualquier tumor que aparezca como potencialmente maligno y quitarlo lo antes posible, dejando amplios márgenes de seguridad al extirparlo en cirugía. En perras de más  de 5 años castradas la incidencia de tumores mamarios malignos es elevada. Por ello, también hay que quitarlos cuanto antes y siempre enviarlo al patólogo para que nos diga qué tipo de tumor es y si se necesitará poner medicación tras la cirugía para prevenir que aparezcan nuevos tumores.

En gatas la incidencia de tumores mamarios es menor que en perras, ya que un porcentaje alto se esterilizan antes. También hay una influencia hormonal altísima y un porcentaje de malignidad muy elevado, sobre todo en siamesas menores de 9 años.

En gatas también es muy importante explorar las mamas y acudir al veterinario si presenta un tumor mamario, ya que suelen ser muy agresivos y metastatizan con frecuencia. Casi siempre suele ser necesario después de la cirugía poner medicamentos para que no metastaticen.

En conejas, el aspecto externo no parece muy malo, pero suelen ser carcinomas agresivos que también deben extirparse cuanto antes.

Resumen
Ante cualquier bulto que aparezca en las mamas hay que acudir al veterinario y extirparlo cuanto antes, ya que así se puede quitar más tejido alrededor del tumor y, si es malo, actuar cuanto antes. Si aparece un bulto o tumor en cualquier zona del cuerpo no hay que esperar para ver si crece: hay que ir al veterinario para que haga una citología e intente clasificar el tipo de tumor y nos diga cómo debemos actuar. Hay que hacerlo cuanto antes, ya que existen muchas opciones terapéuticas eficaces y menos agresivas que si lo dejamos.

Deja una respuesta

*

captcha *